Saltar Navegación
inicio > noticias > 2021 > 05 > 13 > la-vicerrectoria-de-...
Semana de rendición de cuentas

La Vicerrectoría de Administración busca mecanismos para optimizar el presupuesto y el uso de recursos

Dado que los ingresos se han visto disminuidos, se analizan aspectos como reducir el gasto en alquileres y mejorar el uso de las instalaciones y del recurso humano
13 may 2021Vida UCR
Uno de los proyectos de la Vicerrectoría de Administración es la transformación de los campus de …
Uno de los proyectos de la Vicerrectoría de Administración es la transformación de los campus de la Universidad de Costa Rica en ciudades tecnológica y ambientalmente inteligentes. Foto: Laura Rodríguez Rodríguez.

El inicio del año 2021 ha representado una serie de desafíos para la Vicerrectoría de Administración, en el tema del manejo del presupuesto, dados los recortes que ha sufrido, a raíz de la pandemia por la Covid-19 y la aplicación de la Regla fiscal, lo que obliga a procurar un uso óptimo de los recursos para el mantenimiento de las actividades sustantivas.

Así lo indicó Oldemar Rodríguez Rojas, vicerrector de Administración durante su acto de rendición de cuentas, para los primeros cuatro meses del año, el martes 11 de mayo pasado.

Según comentó, durante su exposición, en la Universidad de Costa Rica (UCR) se están haciendo ingentes esfuerzos para optimizar los montos con que se contará para el presente año, que ascienden a alrededor de ¢327.000 millones, entre fondos corrientes provenientes del Fondo Especial de la Educación Superior (FEES) y el vínculo externo, que genera recursos propios para la Institución.

Algunas de las medidas que ya se han empezado a tomar es la creación de diversas comisiones para analizar aspectos que procuren la reducción de gastos en distintos rubros, entre ellos el de alquileres, en el cual se pretende ahorrar una suma importante, ya que se pretende hacer un análisis de cuáles son las instalaciones que están subutilizadas dentro de los campus y darles un mejor provecho.

Otra medida que se ha tomado es la creación de otro grupo de trabajo para estudiar nuevas opciones y posibilidades de generar recursos para la Universidad, “en tiempos, como todos sabemos difíciles en términos presupuestarios”, expresó Rodríguez.

También, se han tomado medidas en algunos rubros salariales, pues se ha congelado el pago de aumentos anuales, así como el de anualidades y escalafones y en incentivos como el de Méritos académicos, que reconoce un porcentaje por contar con un título superior al requerido por el puesto, se mantuvo la reducción que ya se había implementado desde el año anterior.

Para el presente año se vence la Convención Colectiva de Trabajo y entonces ya se procedió a la denuncia de la misma al Sindicato de Empleados Universitarios (SINDEU) y se creó una comisión bipartita, con igual número de representantes, de parte de la administración y de la representación del personal para iniciar negociaciones en los próximos días.

Específicamente, a la Administración le interesa negociar cuatro artículos relacionados con el tema de salarios, los cuales  según el criterio de Rodríguez no aplican con la nueva legislación en el tema salarial. Además, de que se pretende negociar el tema de zonajes, que considera también ha quedado desactualizado con el tiempo. Por parte del sindicato se ha planteado un conjunto de alrededor de 30 artículos que se quiere negociar.

Desafíos

Además del manejo racional del presupuesto en tiempos de pandemia y con la limitación de la regla fiscal, Rodríguez destaca algunos logros que se han tenido en los primeros cuatro meses del año como el retomar el mantenimiento de las instalaciones en todos los campus, así como la apertura a la comunidad para que regresara paulatinamente y con los protocolos necesarios, a ser parte de la Institución.

También, se inició con el llamado al retorno a la presencialidad, al menos parcial, del personal de la Universidad, lo cual se ha hecho de acuerdo con el protocolo aprobado por el Ministerio de Salud, que promueve el distanciamiento de al menos un 1.8 metros y las prácticas de protección necesarias en el lugar de trabajo. Sin embargo, esta disposición se ha tenido que ir ajustando a las medidas y condiciones de la pandemia en los últimos días.

“Por supuesto, no vamos a traer a nadie a trabajar a la Universidad, si su salud está en riesgo, eso jamás lo vamos a hacer”, expresó Rodríguez.

Precisamente, otro de los logros que considera se ha tenido desde la Vicerrectoría de Administración es el manejo del Centro Coordinador Institucional de Operaciones (CCIO), del cual el vicerrector es el coordinador, quien destaca que se ha tenido una coordinación permanente con las autoridades de emergencia y de salud del país, lo que les ha permitido ir midiendo la evolución de la pandemia, “de manera que se hayan podido hacer aperturas y luego cierres y estar monitoreando constantemente esta problemática”, comentó Rodríguez.

Asimismo, destacó que se logró hacer algunos movimientos dentro de las partidas de la Universidad, por casi ¢1.000 millones de manera que en coordinación con la Vicerrectoría de Vida Estudiantil, se pueda garantizar que los estudiantes que así lo requieran, se les brinde ¢15.000 mensuales para el pago de conectividad, en tiempos de formación virtual por el tema de la pandemia.

Específicamente, en cuanto a los logros de las oficinas que conforman la VRA, manifestó que por ejemplo en la Oficina de Administración Financiera (OAF), ya se están poniendo en práctica las Normas  NIC, que son requeridas por la Contraloría General de la República en la contabilidad de la Institución, así como que en la Oficina de Recursos Humanos (ORH) se había logrado, al 30 de abril pasado, la gestión de la evaluación del desempeño en el 73% del personal, cuyo plazo vence el 30 del presente mes de mayo, por lo que se prevé que va a ser más alta.

En cuanto a la Oficina de Suministros (OSUM), Rodríguez destacó que el 76% de las compras y licitaciones de la Universidad se manejan a través del Sistema Integrado de Compras Públicas (SICOP), que permite una mayor transparencia de las adquisiciones que se realizan.

La Oficina de Servicios Generales (OSG) ha logrado retomar el mantenimiento de las instalaciones universitarias, así que ha buscado reducir los gases de efecto invernadero, utilizando la flotilla de vehículos eléctricos que tiene la Institución y vendiendo un lote de vehículos antiguos que consumían mayor cantidad de combustible. También, reconoce y agradece Rodríguez la labor realizada, en pocas horas, para disponer el Centro de Recreación o comedor estudiantil como centro de vacunación para la población del cantón de Montes de Oca.

En cuanto a la Unidad de Gestión Ambiental (UGA), que completa el grupo de oficinas de la VRA, destacó que está organizando la Semana ambiental, que se realiza tradicionalmente en junio, con motivo del Día Mundial del Ambiente, así como que ha logrado crear un vivero institucional, que participa en la Comisión de compras sustentables, así como en la iniciativa del Corredor biológico para el río Torres y da continuidad al proyecto Galardón ambiental, que procura el establecimiento de prácticas ambientales en los lugares de trabajo, y que ahora se amplía a las casas de las personas que integran la comunidad universitaria, con el programa Hogares sostenibles.

Ciudades inteligentes

En tanto, entre los proyectos que tiene a futuro y ya en proceso, está el transformar los campus de la UCR en ciudades tecnológica y ambientalmente inteligentes. “Queremos modernizar desde el punto de vista tecnológico, pero también ambiental, que nuestros campus sean ejemplos a nivel nacional y latinoamericano, sobre lo que debe ser una ciudad tecnológica y ambientalmente inteligente”, manifestó Rodríguez al respecto.

También, se procura la unificación y mejora de todos los sistemas informáticos de la Institución, en coordinación con el Centro de Informática, pues considera que hay sistemas críticos que están muy desactualizdos y que no se comunican entre ellos.

Se pretende también transformar el servicio de Buzón UCR en una contraloría de servicios y, por otra parte, se está implementando una comisión de análisis de puestos administrativos con el fin de hacer más eficiente el uso del recurso humano.

Otro proyecto es la creación de una Unidad de analítica de datos, en coordinación con la Oficina de Planificación Financiera (OPLAU) y el Centro de Informática, la cual favorezca la toma de decisiones basadas en información y que esté al servicio de la rectoría, de las vicerrectorías y de todas las unidades académicas y administrativas de la Universidad.

En su mensaje final Rodríguez manifestó que se procurará seguir brindando rendiciones de cuentas y trabajar con transparencia y agregó que se está tratando de optimizar y poder mantener a la Universidad, sin sacrificar la docencia, la investigación y la acción social y sobre todo las becas del estudiantado. “Nunca vamos a sacrificar becas, esa es una línea clarísima del señor rector, que sería lo último que sacrificaríamos”, destacó al respecto.

Manifestó asimismo que el 2021 es un año difícil desde el punto de vista presupuestario, que se espera ir mejorando poco a poco, así como iniciar la lucha por la defensa del FEES, junto son el señor rector y el Consejo Nacional de Rectores (Conare), lo cual visualiza como uno de los trabajos más fuertes que se prevén en las próximas semanas y meses.

Sin embargo, manifestó “tengan seguro que de parte de este servidor tendrán un luchador incansable, una defensa a muerte de los recursos que a la Universidad le tocan por Constitución Política; en eso no podemos ceder, porque sería ceder el futuro del país, sería ceder el futuro de la juventud costarricense”, concluyó Rodríguez.

 

 

 

Nidia Burgos Quirós
Periodista de la Vicerrectoría de Administración
nidia.zslkburgos@ucr.trbvac.cr
Regresar Arriba